Páginas vistas en total

viernes, 25 de enero de 2019

Osteopatía y Fisioterapia.

Hola, me llamo Raquel y estudié seis años de osteopatía con la EOM. No hice el trabajo de investigación pero mi idea, por si sirve a alguien, era medir la fuerza de presión de la mano antes y después de una manipulación cervical. No tenía claro si hacerla con sujetos sanos o con diagnóstico de síndrome de túnel carpiano.

Antes de lincharme, vamos a ponernos en contexto (el mío y el de otros muchos compañeros). La empecé en el año 2004 (qué mayor soy...) cuando no existía tanta información disponible (RRSS de perfil profesional, apps para leer papers, etc.) y no tenía idea de la existencia (ni yo ni nadie de mi entorno) de la Fisioterapia basada en la evidencia puesto que en la facultad no nos la habían ni mentado. Me matriculé pensando que mis tratamientos  mejorarían y,  efectivamente, mejoraron.

¿¿¿Y eso??? ¿Cómo puede ser? Pues porque en los estudios de osteopatía que yo cursé los temas se estructuraban de la siguiente manera:
- Recuerdo anatómico de la región a tratar.
- Signos, síntomas, razonamiento clínico y test de valoración.
- Disfunciones osteopáticas.
- Prácticas, de valoración ortopédica, osteopática y de las técnicas de tratamiento que podían ser de manipulación, articulatorias, movilizaciones y estiramientos. Siempre terapia manual, técnicas válidas.
- Además, cada curso hay un seminario de radiología y otro de patología médica.

Eso, durante un fin de semana al mes a lo largo de 5 años y medio (sexto curso solo fueron 4 seminarios).
Ya cuando lo cursaba, junto con mis compañeros, teníamos claro que había mucha magufada y cosas que no se sostenían miraras como miraras. Pero nos sentíamos mejores profesionales porque realmente lo estábamos siendo.

Cuestiones que en mi plan de estudios de la universidad quedaban cojas, se veían aclaradas por la formación "osteopática": practicaba razonamiento, valoraba a la persona en su conjunto, trataba la causa en vez del síntoma y todo ello mientras repasaba de manera muy exhaustiva la Anatomía, Radiología y Patología.

Según avanzábamos en la formación, había compañeros (alentados por algunos profesores) que dejaban de querer llamarse fisioterapeutas para ser osteópatas, pensando que les daba más caché. Error. Pero claro, en parte no se les puede culpar, porque obtenían mejores resultados que antes cuando eran "fisioterapeutas rasos" recién salidos de la carrera. Y eso molestaba al resto de compañeros no osteópatas que se sentían ninguneados y con razón.

Hice los seis años, porque ya que me había esperado hasta quinto curso para poder acabar la parte "estructural", o sea, la músculoesqueletica, hice lo que me faltaba sin tenerle mucha fe a la parte craneal y visceral. O a algunas partes, porque salí de allí sabiendo abordar el tratamiento de la ATM, con formación en suelo pélvico, así como manejándome con algunas cefaleas, vértigos y mareos.

¿Me arrepiento? No. ¿Hoy en día lo volvería a estudiar? No, escogería de otra manera. Pero la situación actual es otra. No se me pasaría por la cabeza recomendar a un recién graduado que estudiara osteopatía. Pero no puedo dejar de reconocer que a mí me fue útil, no por la parte puramente osteopática, sino por el compendio de resto de materia que se da, que sin pertenecer a la Osteopatía, supondrá más del 50% del total de horas de estudio.

Es una formación larga, trabajosa, hay exámenes al final de cada curso y el de quinto no es ninguna broma, creo que no lo hice más largo en mi vida. Con lo que no resulta difícil comprender que muchos compañeros, tras acabar, se hayan quedado agotados y con pocas ganas de seguir con la formación continuada.

Además, como dura seis años, es fácil que tu vida personal avance, tengas familia y tus prioridades en cuanto a repartir el tiempo, cambien. No todo el mundo vive para la fisioterapia, hay gente que simplemente vive de ella y ya está. Y es lícito y normal.

Entonces, cuando ahora leo en RRSS, la división que generan los comunicados de distintos colegios o del CGCFE no dejo de alucinar con la poca empatía de muchos fisioinfluencers que tienen el ego por encima de las nubes y que miran con desprecio a compañeros que no están en el mismo punto de conocimiento sobre la evidencia y que a lo mejor no lo van a estar nunca.

La osteopatía es una pseudociencia porque sus postulados son falsos, pero los fisioterapeutas que cursamos osteopatía no tenemos por qué ser malos profesionales. Que un dolor o pérdida de función se solucione, depende de muchísimos más factores al margen de que el tratamiento sea el más evidente (curso natural, educación del dolor, relación paciente/terapeuta, efecto placebo y aspecto de la clínica, entre otros).

Los colegios tienen que amparar a sus colegiados entre otras muchas funciones. La mayoría de los fisioterapeutas que estudiamos osteopatía no aplicamos las Leyes de Still ni fundamentos "teóricos" similares, somos terapeutas manuales básicamente. Algunos, nos hemos seguido formando y actualizando y otros no habrán podido o querido seguir haciéndolo. Como sanitarios deberíamos de estar en continuo proceso de aprendizaje y desaprendizaje por la responsabilidad que tenemos con los pacientes, pero no es la realidad. Aceptémoslo.

La lucha no debería de ser si los Colegios protegen a sus colegiados. La lucha debería de ser por una formación universitaria de calidad. De la que salieras con la convicción de que puedes manejar pacientes reales sin necesidad de gastar el dinero de dos coches para aprender. Por una formación complementaria basada en la evidencia y por una fisioterapia unida. Por construir. Estos linchamientos flaco favor hacen a la profesión.

Que esta Ley de las Pseudociencias sirva para sacar estas formaciones de los organismos oficiales, que sirva para promover charlas de actualización en evidencia por parte de los Colegios y que no acredite con puntos para las bolsas públicas de empleo este tipo de estudios. Sin amparo, ni promoción e incentivando la buena praxis, se iría acabando el problema.

Somos el colectivo que más piedras nos tiramos entre nosotros. ¿De verdad creéis que los médicos que están más al día critican de esta manera pública y vanidosa a los compañeros que se quedan desfasados? Mal nos irá si seguimos por estos derroteros. Más compartir conocimiento y menos criticar. Hay corrillos en RRSS de muy buenos profesionales que en vez de compartir y debatir conocimientos, se dedican a mofarse irrespetuosamente de compañeros. Si esa energía se invirtiera en construir y convencer, cuánto mejor nos iría. Tratar el donut y no el agujero.

Hale, ya me he despachado. Ya podéis trollear lo que os apetezca.

Fdo:

Una fisioterapeuta que estudió osteopatía, que no se anuncia como tal, que hace por estar al día con la evidencia científica y que pasa el rato divulgando lo que buenamente puede y le interesa con afán de compartir.

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Guía de actividad física en el embarazo

Hemos realizado una serie de infografías extraídas de la "2019 Canadian Guideline for physical activity throughout pregnancy" con el fin de extraer la información importante y hacerla manejable para cualquier mujer embarazada o profesional relacionado con la obstetricia.

Respecto al ejercicio durante el embarazo existe bastante disonancia entre la evidencia científica y la aplicación real. Es muy común que las mujeres embarazadas lleven una vida más sedentaria a la habitual y además esto viene reforzado en muchas ocasiones por profesionales sanitarios que se conforman con la recomendación de caminar.

Para la realización de la guía se han observado diferentes subgrupos incluyendo a mujeres previamente sedentarias, mujeres con diabetes gestacional y mujeres con sobrepeso u obesidad además de mujeres sin patología previa y activas.

Se ha observado que la relación entre el ejercicio y los beneficios que este reporta es directamente proporcional, es decir, habrá mayores beneficios a mayor intensidad, duración, volumen y frecuencia. Aunque esto no impide que  las mujeres sedentarias a las que les cueste llegar a los objetivos propuestos, se vean beneficiadas de realizar una actividad sencilla como caminar.

Os dejo a continuación las infografías, esperando que os sean de interés y utilidad.


viernes, 30 de noviembre de 2018

Recomendaciones de actividad física en mayores

Habitualmente oímos la recomendación de la OMS de 150 minutos semanales de ejercicio como mínimo para el mantenimiento de la salud,  pero la realidad es que no sabemos de manera detallada cuáles son los requerimientos reales ni a qué se refiere con exactitud.
Existen varias opciones.
A) 150 minutos de ejercicio moderado: caminar, bicicleta estática, pilates, yoga, baile suave. A esto hay que añadir dos sesiones semanales de entrenamiento de fuerza.
B) 75 minutos semanales de ejercicio vigoroso: montañismo (desniveles), BICI carretera, partido de fútbol, de tenis, etc. Acompañados también de ejercicios de fuerza dos veces a la semana.
C) Mixto: moderado y vigoroso. Caminar entre semana y jugar un partido el fin de semana. Hay que tener en cuenta que los beneficios cardiovasculares y metabólicos de la actividad vigorosa son mayores así que podemos concluir que un minuto de actividad vigorosa equivale a dos minutos de actividad moderada. Igualmente en esta opción hay que mantener las dos sesiones semanales de fuerza.
En mayores con riesgo de caída se recomienda complementar con actividades de coordinación y equilibrio dos veces a la semana, peeeeeeeroooo que no cunda el pánico que si hacemos yoga , pilates o baile ya cubrimos este aspecto también.
De igual manera se contemplan como ejercicios de fuerza en mayores los ejercicios con el propio peso corporal, el levantamiento de pesos, algunos ejercicios de pilates y algunas tareas ocupacionales como transportar compra "pesada" (no vale el carrito) o realizar tareas de jardinería o huerto.
¿Significa esto que si voy caminando a los recados ya cuentan esos minutos? Pues no. Eso es actividad diaria y está claro que cuanto mayor, mejor, porque el sedentarismo es un factor de riesgo evitable para un montón de enfermedades, pero no es suficiente para el mantenimiento del estado de salud. El ejercicio moderado a vigoroso reporta beneficios sobre la salud cardiovascular y metabólica así como los ejercicios de fuerza también repercuten en nuestra salud metabólica, ósea y muscular. Por no hablar de que al trabajar la fuerza, las actividades cotidianas serán más sencillas.
Para finalizar, la OMS recomienda ampliar hasta 300 minutos semanales para mayor beneficio y que en el caso de que la persona mayor tenga problemas de movilidad, se realice la mayor cantidad de ejercicio posible adaptado a sus circunstancias.
Son consejos generales, si tienes alguna patología consulta con un profesional sanitario para que te guíe en lo que más te conviene. 




Fuentes:
La actividad física en adultos mayores. OMS
Physical activity guidelines for orders adults. NHS

lunes, 19 de noviembre de 2018

Los andadores


Los andadores son utensilios que mantienen al bebé en posición de pie cuando aún no tiene la capacidad de hacerlo por sí mismo. Los motivos para utilizarlos son diversos, desde que los bebés se diviertes, ya que amplía mucho su campo de visión respecto a cuando están en el suelo, les aporta autonomía y les permite acceder a sitios "prohibidos"; a que aporta un desahogo a los padres ayudándoles en la realización de otras tareas en casa mientras el bebé está ahí metido; y a que existe la creencia de que son beneficiosos para el desarrollo motor del bebé y pueden ayudarle a conseguir caminar solo antes.



Revisando la evidencia sobre los andadores (baby walkers) encontramos varias publicaciones sobre su uso y la implicación en el desarrollo motor. Las publicaciones son unánimes en cuanto a que su uso no supone ningún beneficio extra respecto a no usarlos. En cambio, hay varias que nos dicen que los bebés que usan los andadores pueden sufrir un retraso transitorio (entre 11 y 26 días) en el gateo, ponerse de pie solos o caminar sin ayuda aunque terminan haciéndolo en plazos normales. 

La Asociación Americana de Pediatría solicita su prohibición en EEUU ya que los considera una fuente evitable de lesiones en la primera infancia. Los accidentes reportados por el uso de andador se han disminuido pero no solucionado desde que se han implantado varias medidas de seguridad como hacerlos más anchos para que no puedan atravesar las puertas de la habitación en que lo están usando o la implantación de un sistema de frenado automático. En Europa deben de cumplir la normativa EN 1273:2005 Andadores – Requisitos de seguridad y métodos de ensayo.

Las lesiones más frecuentes son traumatismos de diversa gravedad (desde fracturas de cráneo a simples magulladuras) ocurridos por caída de escaleras/peldaños, por vuelcos en superficies irregulares (también alfombras) o porque el bebé se sale por encima del artilugio. También aumenta el riesgo de quemaduras y envenenamientos ya que facilita que el bebé llegue a alcanzar objetos/productos peligrosos. Otro dato curioso es que la educación a los padres no es suficiente para evitar los accidentes ya que la mayoría ocurren en presencia de un adulto. 

En Canadá llevan prohibidos desde 2004, así que tampoco parece tan descabellada esta propuesta. En la Unión Europea se producen cada año 580 accidentes relacionados con su uso y de suficiente gravedad como para precisar asistencia sanitaria. 

Siguiendo la evidencia actual y las recomendaciones de la Alianza Europea para la Seguridad Infantil, desde este centro desaconsejamos su uso y compra ya que consideramos que no aportan ningún beneficio y sí que entrañan verdaderos riesgos. 







Fuentes: 
  • Infant Walker-Related injuries in the United States. Pediatrics (2018)
  • Effects of baby walkers on motor and mental development in human infants. J. Dev. Behav. Pedriatr. (1999)
  • Babywalkers. BMJ (2002)
  • A review of the efects of sleep position, play position and equipment use on motor development in infants. Development Medicine and child Neurology(2007).
  • https://enfamilia.aeped.es/prevencion/andadores
  • Putting the brakes on baby walkers...and other stories. BJM (2018).
  • Do baby walkers dealy onset walking in young children? Br. J. Community Nurs. (2002)
  • The effect of baby walker on child development: A Sistematic Review. Iran J. Child Neurolol. (2017). 



viernes, 16 de marzo de 2018

Una fisioterapeuta indignada

A la atención de médicos de atención primaria, traumatólogos y rehabilitadores principalmente y de manera extensiva a cualquier facultativo.

Se hace saber: 

1º) Que los fisioterapeutas no somos meros técnicos ejecutores de tratamientos pautados por "superiores".

2º) Que somos graduados/diplomados con amplios conocimientos de anatomía/fisiología y patología. 

3º) Que podemos emitir diagnóstico de fisioterapia en base a nuestros conocimientos.

4º) Que conocemos las indicaciones y contraindicaciones absolutas y relativas (banderas rojas y amarillas) de nuestros tratamientos.

5º) Que cuando, tras explorar a algún paciente, observamos que su problema no es de nuestra incumbencia, sabemos derivar a otros profesionales sanitarios y que de eso se trata el trabajo multidisciplinar.

6º) Que somos profesionales sanitarios con total capacidad para realizar una elección apropiada de tratamiento tras realizar una anamnesis, exploración e interpretación de las pruebas complementarias aportadas por nuestro paciente.

7º) Que vivimos realizando formación continuada para mejorar nuestra calidad asistencial y estar actualizados.

8º) Que no estamos libres de equivocarnos, como cualquier otro profesional, incluidos los facultativos.

Teniendo en cuenta los anteriores puntos, se solicita: 

a) Que ningún médico desaconseje la realización de un tratamiento de fisioterapia cuando desconoce la metodología de trabajo de un fisioterapeuta y la eficacia de las técnicas que puedan ser aplicadas para cada patología/lesión.

b) Que los médicos pierdan el miedo a la terapia manual y ejercicio terapéutico aunque haya dolor intenso, edad avanzada o incluso cierta inflamación.

c) Que los facultativos dejen de pautar tratamientos de baja o nula evidencia .

d) Que ante la duda, se pongan en contacto directo con el profesional fisioterapeuta con el que comparten paciente para intercambiar pareceres. Fomentar la comunicación entre profesionales siempre repercutirá en beneficio de todos.

miércoles, 7 de junio de 2017

Fisioterapia del suelo pélvico.

Tenemos novedades novedosas, en nuestro centro podréis encontrar este campo de tratamiento desde hace unos meses. Nati ha ampliado su formación en este campo de la mano de Carolina Walker, una reconocida especialista en esta área de la Fisioterapia. A continuación, intentaremos explicaros, qué es, en qué os puede ayudar y cómo se estructurarían los tratamientos.

¿Qué es el suelo pélvico?


EL suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal por su parte más inferior. Se disponen en tres planos, superficial, medio y profundo y se extienden desde el cóccis hasta el pubis.
Sus funciones:

  • Mantener posición vísceras pélvicas.
  • Participar en la "continencia" urinaria, de gases y fecal. 
  • Ayudar en la fase expulsiva del parto.
  • Colaborar en la estabilidad del CORE, mediante sinergias con la musculatura abdominal (transverso) y lumbar (multífidos), además de con el diafragma. 

Periné femenino


¿Con qué problemas del suelo pélvico te podemos ayudar?


  • Incontinencia urinaria:

- De esfuerzo: cuando el escape de orina ocurre al realizar algún esfuerzo, por ejemplo, toser, levantar peso, correr...

- De urgencia: cuando acontece una necesidad imperiosa de miccionar, la vejiga se contrae y ocurre el escape. 

- Mixta: se solapan la incontinencia de urgencia y de esfuerzo. 

  • Estreñimiento, incontinencia fecal y de gases.


  • Prolapso: es un descenso o caída de alguna de las vísceras pélvicas ocasionado por la debilidad de las estructuras que las sostienen, ya sean músculos, ligamentos o tejido conectivo. Tienen diferentes tipos y grados. 

- Clasificación según víscera descendida (tipo): Cistocele (la vejiga cae hacia la vagina); rectocele (el recto cae hacia la vagina); prolapso uterino (el útero a través de la vagina); prolapso vaginal (la parte más alta de la vagina desciende); enterocele (las asas intestinales descienden hacia el espacio que queda entre la vagina y el recto). 
- Clasificación según descenso (grado): 
I) la víscera desciende pero permanece en el interior de la vagina. 
II) la víscera desciende hasta la entrada de la vagina.
III) la víscera traspasa la entrada de la vagina al realizar esfuerzos que aumenten la presión abdominal (levantar pesos, toser...) o con el efecto de la gravedad (al permanecer tiempo de pie o caminando).
IV) el órgano sale completamente al exterior, independientemente del esfuerzo o el reposo. 


  • Dolor perineal: provocado por una neuralgia del nervio pudendo. Puede resultar muy incapacitante y doler al defecar, al sentarse, al mantener relaciones sexuales y llevar asociadas sensaciones de hormigueo o quemazón. Suele ocurrir cuando el nervio pudendo o alguna de sus ramas se lesiona, se inflama o queda atrapada por adherencias de cicatrices o tensiones musculares. 

  • Preparación al parto y posparto: gimnasia prenatal, medidas posturales para el embarazo y parto, enseñanza de pautas que minimicen el traumatismo que supone el parto y recuperación de secuelas del periné y abdominales asesorando también sobre qué plazos y qué tipos de ejercicios son los más adecuados. 

  • Disfunciones sexuales: 

- Dispaneuria: coito doloroso. 

- Vaginismo: contracción involuntaria de la musculatura que rodea la vagina que provoca el cierre parcial o total de ésta. 


¿Cómo te podemos ayudar?


En la primera consulta, mediante una entrevista personal, realizaremos una historia clínica completa en la que quedarán reflejados los factores de riesgo (número de partos y tipos, gestos profesionales, cirugías...), los síntomas (dolor, frecuencia miccional, evacuación heces...) y otros datos relavantes (medicación, edad, alergias, enfermedades, otras lesiones, etc.).


A continuación llevaremos a cabo la exploración física en la que valoraremos, entre otras cosas, la postura, la respiración, las estructuras musculares, ligamentosas y de tejido conectivo mediante observación, palpación y test de movilidad.

Finalmente elegiremos el tratamiento de elección, personalizado, actualizado y evidenciado más adecuado para cada patología. Entre otras cosas, actuaremos sobre la higiene postural, la respiración, el fortalecimiento muscular y la correcta activación entre grupos de músculos, emplearemos técnicas manuales viscerales y miofasciales, neuromodulación y electroestimulación cuando sea necesario. 


Así que si tienes cualquiera de estos problemas o conoces a alguien que los tenga, no dudes en consultarnos o compartir esta entrada si te resulta interesante. Cualquier comentario que nos dejes será bien recibido :).



miércoles, 24 de mayo de 2017

¿Qué, cómo y por qué?

Cada día intentamos mejorar para ofreceros tratamientos:
personalizados 👶👦👧👨👩👴👵
actualizados 
evidenciados 📑🔬
Con nuestras herramientas principales:
Escucha activa 👂👀
Razonamiento clínico 💭
Diagnóstico de Fisioterapia 🚨
Nuestro OBJETIVO es ayudaros y a la vez implicaros en vuestras recuperaciones.
Os proporcionamos toda la INFORMACIÓN de la que disponemos para que entendáis lo que os pasa y por qué.
Y que al finalizar vuestros procesos, tengáis suficientes herramientas para realizar los CAMBIOS que necesitéis hacia un estilo de vida más saludable.💪👣🍎🌞🏀🏃🎾
Profesionales de la SALUD, educando en salud, con ciencia y desde la CONCIENCIA, sin adornos 🎀, aprendiendo y haciendo camino a vuestro lado.
Compromiso y vocación 👐
Fisioterapia.