Páginas vistas en total

viernes, 16 de marzo de 2018

Una fisioterapeuta indignada

A la atención de médicos de atención primaria, traumatólogos y rehabilitadores principalmente y de manera extensiva a cualquier facultativo.

Se hace saber: 

1º) Que los fisioterapeutas no somos meros técnicos ejecutores de tratamientos pautados por "superiores".

2º) Que somos graduados/diplomados con amplios conocimientos de anatomía/fisiología y patología. 

3º) Que podemos emitir diagnóstico de fisioterapia en base a nuestros conocimientos.

4º) Que conocemos las indicaciones y contraindicaciones absolutas y relativas (banderas rojas y amarillas) de nuestros tratamientos.

5º) Que cuando, tras explorar a algún paciente, observamos que su problema no es de nuestra incumbencia, sabemos derivar a otros profesionales sanitarios y que de eso se trata el trabajo multidisciplinar.

6º) Que somos profesionales sanitarios con total capacidad para realizar una elección apropiada de tratamiento tras realizar una anamnesis, exploración e interpretación de las pruebas complementarias aportadas por nuestro paciente.

7º) Que vivimos realizando formación continuada para mejorar nuestra calidad asistencial y estar actualizados.

8º) Que no estamos libres de equivocarnos, como cualquier otro profesional, incluidos los facultativos.

Teniendo en cuenta los anteriores puntos, se solicita: 

a) Que ningún médico desaconseje la realización de un tratamiento de fisioterapia cuando desconoce la metodología de trabajo de un fisioterapeuta y la eficacia de las técnicas que puedan ser aplicadas para cada patología/lesión.

b) Que los médicos pierdan el miedo a la terapia manual y ejercicio terapéutico aunque haya dolor intenso, edad avanzada o incluso cierta inflamación.

c) Que los facultativos dejen de pautar tratamientos de baja o nula evidencia .

d) Que ante la duda, se pongan en contacto directo con el profesional fisioterapeuta con el que comparten paciente para intercambiar pareceres. Fomentar la comunicación entre profesionales siempre repercutirá en beneficio de todos.

miércoles, 7 de junio de 2017

Fisioterapia del suelo pélvico.

Tenemos novedades novedosas, en nuestro centro podréis encontrar este campo de tratamiento desde hace unos meses. Nati ha ampliado su formación en este campo de la mano de Carolina Walker, una reconocida especialista en esta área de la Fisioterapia. A continuación, intentaremos explicaros, qué es, en qué os puede ayudar y cómo se estructurarían los tratamientos.

¿Qué es el suelo pélvico?


EL suelo pélvico o periné es el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal por su parte más inferior. Se disponen en tres planos, superficial, medio y profundo y se extienden desde el cóccis hasta el pubis.
Sus funciones:

  • Mantener posición vísceras pélvicas.
  • Participar en la "continencia" urinaria, de gases y fecal. 
  • Ayudar en la fase expulsiva del parto.
  • Colaborar en la estabilidad del CORE, mediante sinergias con la musculatura abdominal (transverso) y lumbar (multífidos), además de con el diafragma. 

Periné femenino


¿Con qué problemas del suelo pélvico te podemos ayudar?


  • Incontinencia urinaria:

- De esfuerzo: cuando el escape de orina ocurre al realizar algún esfuerzo, por ejemplo, toser, levantar peso, correr...

- De urgencia: cuando acontece una necesidad imperiosa de miccionar, la vejiga se contrae y ocurre el escape. 

- Mixta: se solapan la incontinencia de urgencia y de esfuerzo. 

  • Estreñimiento, incontinencia fecal y de gases.


  • Prolapso: es un descenso o caída de alguna de las vísceras pélvicas ocasionado por la debilidad de las estructuras que las sostienen, ya sean músculos, ligamentos o tejido conectivo. Tienen diferentes tipos y grados. 

- Clasificación según víscera descendida (tipo): Cistocele (la vejiga cae hacia la vagina); rectocele (el recto cae hacia la vagina); prolapso uterino (el útero a través de la vagina); prolapso vaginal (la parte más alta de la vagina desciende); enterocele (las asas intestinales descienden hacia el espacio que queda entre la vagina y el recto). 
- Clasificación según descenso (grado): 
I) la víscera desciende pero permanece en el interior de la vagina. 
II) la víscera desciende hasta la entrada de la vagina.
III) la víscera traspasa la entrada de la vagina al realizar esfuerzos que aumenten la presión abdominal (levantar pesos, toser...) o con el efecto de la gravedad (al permanecer tiempo de pie o caminando).
IV) el órgano sale completamente al exterior, independientemente del esfuerzo o el reposo. 


  • Dolor perineal: provocado por una neuralgia del nervio pudendo. Puede resultar muy incapacitante y doler al defecar, al sentarse, al mantener relaciones sexuales y llevar asociadas sensaciones de hormigueo o quemazón. Suele ocurrir cuando el nervio pudendo o alguna de sus ramas se lesiona, se inflama o queda atrapada por adherencias de cicatrices o tensiones musculares. 

  • Preparación al parto y posparto: gimnasia prenatal, medidas posturales para el embarazo y parto, enseñanza de pautas que minimicen el traumatismo que supone el parto y recuperación de secuelas del periné y abdominales asesorando también sobre qué plazos y qué tipos de ejercicios son los más adecuados. 

  • Disfunciones sexuales: 

- Dispaneuria: coito doloroso. 

- Vaginismo: contracción involuntaria de la musculatura que rodea la vagina que provoca el cierre parcial o total de ésta. 


¿Cómo te podemos ayudar?


En la primera consulta, mediante una entrevista personal, realizaremos una historia clínica completa en la que quedarán reflejados los factores de riesgo (número de partos y tipos, gestos profesionales, cirugías...), los síntomas (dolor, frecuencia miccional, evacuación heces...) y otros datos relavantes (medicación, edad, alergias, enfermedades, otras lesiones, etc.).


A continuación llevaremos a cabo la exploración física en la que valoraremos, entre otras cosas, la postura, la respiración, las estructuras musculares, ligamentosas y de tejido conectivo mediante observación, palpación y test de movilidad.

Finalmente elegiremos el tratamiento de elección, personalizado, actualizado y evidenciado más adecuado para cada patología. Entre otras cosas, actuaremos sobre la higiene postural, la respiración, el fortalecimiento muscular y la correcta activación entre grupos de músculos, emplearemos técnicas manuales viscerales y miofasciales, neuromodulación y electroestimulación cuando sea necesario. 


Así que si tienes cualquiera de estos problemas o conoces a alguien que los tenga, no dudes en consultarnos o compartir esta entrada si te resulta interesante. Cualquier comentario que nos dejes será bien recibido :).



miércoles, 24 de mayo de 2017

¿Qué, cómo y por qué?

Cada día intentamos mejorar para ofreceros tratamientos:
personalizados 👶👦👧👨👩👴👵
actualizados 
evidenciados 📑🔬
Con nuestras herramientas principales:
Escucha activa 👂👀
Razonamiento clínico 💭
Diagnóstico de Fisioterapia 🚨
Nuestro OBJETIVO es ayudaros y a la vez implicaros en vuestras recuperaciones.
Os proporcionamos toda la INFORMACIÓN de la que disponemos para que entendáis lo que os pasa y por qué.
Y que al finalizar vuestros procesos, tengáis suficientes herramientas para realizar los CAMBIOS que necesitéis hacia un estilo de vida más saludable.💪👣🍎🌞🏀🏃🎾
Profesionales de la SALUD, educando en salud, con ciencia y desde la CONCIENCIA, sin adornos 🎀, aprendiendo y haciendo camino a vuestro lado.
Compromiso y vocación 👐
Fisioterapia.

martes, 23 de agosto de 2016

Conexión Asturias: ventosaterapia o cupping





Aquí os dejo el vídeo sobre el reportaje de ventosaterapia o cupping que emitió el pasado viernes el prigrama Conexión Asturias de la TPA.

Primero, vedlo.

¿Ya lo habéis visto?

Pues voy a aclarar algunos puntos que para mi gusto puede ser que no se entiendan bien, me doy el derecho a réplica.
  1. El masaje, como cualquier otra actuación terapéutica, sí que conlleva cierto grado de efecto placebo. Pero además, a diferencia de la ventosaterapia, tiene eficacia clínica demostrada
  2. Que una terapia se haya usado en el siglo XIX, no significa que sea útil o tenga por qué seguir vigente. El concepto "sacar la humedad del cuerpo", es algo que no alcanzo a comprender, si hay algún quiropráctico en la sala, que me lo explique, por favor. 
  3. Los fisioterapeutas, como profesionales sanitarios que somos, somos los únicos acreditados para dar masajes terapéuticos, no lo digo yo, lo dice la ley. Todo lo demás, es intrusismo profesional
  4. Desconfiad de cualquier terapia que valga para eliminar las toxinas, la celulitis, las contracturas musculares, el asma y mejorar la circulación. Milagros a Lourdes
  5. Las ventosas no están actuando directamente sobre el músculo, sólo levantan un poco la piel y el tejido celular subcutáneo que en ningún caso es muscular, además de como os dije romper pequeños capilares y provocar sangrado
  6. Que se use en todos los hospitales de China, no me lo acabo de creer, y en el caso de que así fuera, no quiere decir que tenga eficacia. A veces, determinadas prácticas sanitarias se van quedando obsoletas y cuesta mucho admitirlo por el simple hecho de que llevan usándose toda la vida. 
  7. Los deportistas están sujetos a fuertes autopresiones, intereses comerciales, ansias por competir y supersticiones, no son a quienes tenemos que mirar para validar una técnica. 
Y con estos puntos, espero dar por finiquitadas las aclaraciones sobre la ventosaterapia. 
Esto es todo, amigos ;)

viernes, 19 de agosto de 2016

Guerra tribal

Actualmente, gracias a las plataformas virtuales y redes sociales, se comparten muchos conocimientos y muchos puntos de vista dentro de nuestra profesión. Esto es enriquecedor y hace crecer al colectivo.

Pero también hay una guerra declarada entre los amantes (a veces esclavos) de la evidencia científica y los que fácilmente se alejan de ella en pos de terapias alternativas o pseudocientíficas.

La reflexión que yo planteo, compañer@, es la siguiente: ¿de verdad estás tratando a tus pacientes como a ti te gustaría que te tratasen si tuvieses su mismo problema? Si tu respuesta es , enhorabuena, estás siendo un profesional ético.
Si tu respuesta es no, plantéate lo que estás haciendo mal:

  • ¿falta de motivación? descansa, reduce tu jornada o cógete vacaciones.
  • ¿falta de formación? analiza que curso, máster o posgrado necesitas.
  • ¿tratas con unas técnicas que luego tú llegado el momento de necesitarlas no serían de tu elección? cambia tu manera de trabajar, no estás siendo ético, no crees de verdad en lo que haces. 
Personalmente valoro mucho el ser consecuente y honesta en esta vida, por eso las patologías que abordo, las trato como a mí me gustaría que me tratasen y las que siento que no domino, las derivo a compañeros especialistas. Y eso me deja la conciencia muy tranquila. 

Seguiré leyendo, participando en debates y en consecuencia aprendiendo, de los diferentes compañeros que, con respeto, manifiestan sus opiniones en diversos foros. La profesión mejora gracias a los diferentes puntos de vista, que son imprescindibles para hacerla progresar. No intentemos hacer que todos pensemos igual, no queramos imponer nuestra opinión, admitamos que podemos equivocarnos, abramos la mente a desechar cosas que utilizamos mucho tiempo, pero sin tampoco dejar de tener juicio crítico ante las nuevas terapias. Crezcamos. Al final se trata de eso, de crecer

sábado, 6 de agosto de 2016

Con-Ciencia?

En Fisioterapia debemos de abrazar con preferencia las técnicas y ejercicios que hayan demostrado su eficacia a través de la evidencia científica.

Esto es redundantemente evidente.

Ahora bien, teniendo en cuenta que la investigación científica de calidad en Fisioterapia es relativamente reciente y que además, no es muy abundante, ¿qué hacemos con las técnicas que aun siendo estudiadas, no lo han sido de manera aislada, o no con estudios de calidad? Me refiero a esas técnicas de la vieja escuela, que ahora no están de moda, por no tener su eficacia (ni su falta de ella) demostrada de manera concluyente. Esas técnicas como el cyriax, por ejemplo, sobre las que la ciencia dice que hacen falta más estudios de calidad para llegar a una conclusión a la que probablemente no se vaya a llegar jamás, ya que no suscitan el interés de los buenos investigadores.

Es un tema complejo, porque, apelando a la ética profesional en realidad, no tienes evidencia de que funcionen, pero tampoco de que no funcionen y en tu contexto de tratamiento, acompañadas de todo lo demás que hagas, a ti te están ofreciendo buenos resultados.

Sí, ya sé que esto suena al denostado "mevabienismo", pero es que todos somos un poco esclavos (incluso los modernos de la EPI y de la diatermia) y el que esté libre de toda culpa, que levante la mano y por favor me cuente el secreto, y espero que sea creíble. No como el de ese tipo de compañeros a los que nunca se les atraviesa ningún paciente, o si se les atraviesa alguno y no son capaces de sacarlo, lo mantienen en el más absoluto secreto no vaya a ser que su reputación de "sanadores" en este caso o "cientificistas" en el anterior, queden dañados.

Ahí dejo la reflexión, espero que os dé un poco que pensar.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Es un muchacho evidentemente excelente

Creo que Mulligan, Maitland, Mackenzie, y muchos otros fisio-estrellas con método propio y evidencia científica que lo avala, aparte de ser unos estudiosos de la Anatomía, Biomecánica y Fisiología del aparato locomotor, en algún momento fueron practicantes del tan denostado mevabienismo

Es fundamental apoyarse en la ciencia y necesario para el prestigio y desarrollo de la profesión.  Hay que estar actualizada, y dejar apartadas las técnicas que se hayan revelado como inútiles tras una buena cantidad de estudios de calidad. En eso yo creo que todos estamos de acuerdo. 

También parece unánime que el razonamiento clínico es la clave en el abordaje de los pacientes y sus problemas. Detectar los puntos clave de una lesión, es realmente el quiz del tratamiento.

Lo que quiero reivindicar hoy, es que teniendo buenos conocimientos, y habiendo razonado la lesión tras una entrevista y una exploración minuciosa, ¿por qué no puedo yo decidir cómo quiero movilizar, estirar o fortalecer una estructura? Me estoy refiriendo a hacerlo de manera intuitiva, escuchando los tejidos y sin atenerme a ningún método o técnica conocida o a varios a la vez. No me malinterpretéis, no quiero decir que no utilice las herramientas que se van adquiriendo tras los años y euros de formación continuada, que por supuesto, las uso. Me refiero a que hay cuestiones como las sensaciones/percepciones individuales que obtienes tras ir tocando a una persona, que hacen que haya una parte del tratamiento que tenga un cariz más personal y vaya intentando mover o articular zonas de restricción utilizando gestos que me parecen apropiados para esa estructura y que nadie me enseñó aunque sí muchos me inspiraron. 
No sé si esto es una práctica habitual entre los fisioterapeutas, es algo sobre lo que me gustaría indagar, seguramente sea lo que hace que cada maestrillo tengamos nuestro librillo.

Lógicamente, no estoy ni estaré jamás a la altura de los que tienen un método con su nombre, ni lo persigo en absoluto porque eso está reservado a los superdotados de nuestra profesión, pero estoy segura de que ellos lo consiguieron (consiguen) así. En un continuo ensayo-error.

Seguramente los puristas de la excelencia se lleven las manos a la cabeza ante tal atrevimiento "mevabienista", pero pienso que para que una profesión progrese, hay que estudiar y fomentar aspectos que en muchos otros ámbitos están muy valorados como pueden ser la iniciativa individual y la creatividad. 

No caigamos en el encorsetamiento extremo: ciencia como base y mentalidad abierta como motor. Al fin y al cabo, el desarrollo y crecimiento personal, empresarial o profesional, siempre se nutre de aciertos y errores y ambos son igual de importantes para el progreso.